Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Puedes leer más sobre nuestra política de privacidad aquí.

El número de inspectores de trabajo cae en plena recuperación laboral

El año 2016 se cerró con tan sólo dos inspectores más: 813 frente a 811. Además, en 10 regiones españolas, contando las 17 Comunidades Autónomas más Ceuta y Melilla, ha descendido el número de inspectores.

El Ejecutivo prometió que incrementaría la plantilla de inspectores y subinspectores para reforzar la lucha contra el empleo irregular y el fraude a la Seguridad Social, así como para actuar en la prevención de riesgos laborales. En concreto, dijo que incorporaría 22 funcionarios de nuevo ingreso para desarrollar funciones inspectoras en 2015, 70 en 2016 y 85 este año.

Los sindicatos denuncian que estas promesas han quedado en el olvido. El Gobierno no está cumpliendo la tasa de reposición de efectivos. De hecho, la plantilla está cada vez más envejecida, señalan desde la Federación de Servicios de UGT.

En nuestro país hay un inspector por cada 15.000 asalariados, mientras que en Europa hay un inspector por cada 7.300 trabajadores.

A juicio de CCOO, es imprescindible incrementar las plantillas si queremos que puedan vigilar también otras irregularidades. Ahora, explica Rita Moreno, de la Secretaría de Acción Sindical, tienen una carga de trabajo excesiva y están más orientados a la detección del fraude en las cotizaciones a la Seguridad Social.

Aunque la mayoría de los accidentes de trabajo en 2016 fueron de carácter leve: 550.605; 4.510 fueron graves y en 607, el trabajador perdió la vida. Una cifra, sin embargo, inferior a la de 2015, cuando se produjeron 629 accidentes mortales.

Fuente: El Mundo

Entidad adherida a: