Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Puedes leer más sobre nuestra política de privacidad aquí.

Una educación accesible e inclusiva

Este año se celebra la I edición del Premio Finanzas para Todos, que ha recaído en el proyecto Finanzas Inclusivas de la Fundación ONCE. Se trata de una iniciativa destinada a promover la educación financiera para personas con discapacidad intelectual y dificultades de aprendizaje.

“En Fundación ONCE teníamos ya alguna experiencia en trabajar con entidades en temas de formación financiera cuando empezamos a colaborar con la CNMV y el Banco de España en 2008”, señala Sabina Lobato, directora de formación, empleo, proyectos y convenios de la Fundación ONCE. “Vimos que las personas con discapacidad intelectual o dificultades de aprendizaje no iban a poder llegar a la formación que se había programado, con lo que llegamos a la conclusión de diseñar un recurso autogestionable por las entidades con contenidos formativos y una sistemática en la que se tutorizara a los alumnos”, explica. Surge así el programa Finanzas Inclusivas, que se probó como proyecto piloto entre 2014 y 2015. El programa está alojado en la web de la Fundación ONCE y es gratuito, pero requiere que las entidades se den de alta y estas a su vez den de alta a los alumnos, beneficiarios finales. Ahora mismo hay 65 entidades registradas, con un millar de usuarios inscritos.

“El aprendizaje se realiza de manera mixta, online y con sesiones presenciales, de manera que la persona puede ir avanzando al ritmo que su dificultad o su capacidad le permita”, destaca la responsable de Fundación ONCE. “Lo que se pretende básicamente es ayudar con el uso responsable del dinero, la capacidad de ahorrar, transmitir los conceptos financieros, lo que es una tarjeta de crédito, una hipoteca… Y todo diseñado desde principios de accesibilidad cognitiva”, puntualiza. “Lo que hacemos es adaptarlo a la accesibilidad cognitiva, con principios de lectura fácil”. Cada módulo tiene un cuestionario de evaluación supervisado por el tutor.

Tras su puesta en marcha, ahora toca “ir evolucionando los contenidos para incorporar novedades en temas relacionados con moneda, pago con móvil, etc.”, concluye Lobato.

Fuente: Cinco Días

Entidad adherida a: