Más patrocinadores y más dinero para los paralímpicos españoles

Aumentan los socios y el presupuesto del Comité Paralímpico Español con respecto a Londres 2012.

Un total de 4.300 deportistas procedentes de 176 países, de los cuales 110 son españoles, participarán a partir del próximo 7 de septiembre en los Juegos Paralímpicos de Río 2016. Los deportistas paralímpicos de nuestro país llevan cuatro años preparándose para esta gran cita en la que competirán en 22 deportes diferentes. Para que esa preparación y entrenamiento se dé en las mejores condiciones posibles, existe el Plan de Apoyo al Deporte Objetivo Paralímpico o Plan ADOP, una iniciativa del Comité Paralímpico Español, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, la Fundación ONCE y el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Este plan, que se puso en marcha en el año 2005, es posible gracias a 25 empresas patrocinadoras que apuestan año tras año por el deporte adaptado.

Las empresas se clasifican en tres grupos según su aportación. Las del primer grupo, conformado por Telefónica, Decathlon, Iberdrola y Santalucía Seguros, aportan 500.000 euros al año. Por su parte, las empresas del segundo escalón económico colaboran con una cifra anual de 300.000 euros y son Seguros AXA, Cofidis, ElPozo, Iberia, Liberty Seguros y Loterías y Apuestas del Estado. Por último, el tercer grupo aporta 150.000 euros, y está conformado por El Corte Inglés, Ford, Gadis, LaLiga4Sports, Luanvi, Norauto, Ilunion, Pascual, Persán, Sanitas, Renfe, Unidental, Fundación ACS, Grupo Siro y RTVE.

Luis Leardy, director del departamento de Comunicación y Patrocinio del Comité Paralímpico Español, asegura que la mayoría de las empresas colaboradoras firman un contrato de cuatro años que, posteriormente, renuevan, mientras que algunas se incorporan "por el camino". Es el caso de Decathlon, ElPozo, Iberia, Liga4Sports y Luanvi, que se unieron al plan ADOP hace dos años, o Loterías y Apuestas del Estado, que lo hizo hace tres.

Leardy afirma que desde los Juegos Paralímpicos de Londres 2012 ha aumentado el número de patrocinadores, pero se notan los recortes que se han hecho en la administración. "Las aportaciones que se han hecho en comparación con otros años son menores, pero a pesar de la crisis, la respuesta del sector privado ha sido muy positiva", asegura. Y es que el presupuesto total con el que contó el Comité Paralímpico Español en el ciclo de Londres (de 2009 a 2012) fueron 19,5 millones de euros, de los cuales 13,6 millones se obtuvieron gracias a las aportaciones de las empresas patrocinadoras del plan ADOP, y los 5,9 millones restantes procedieron de subvenciones, administración y otros patrocinios no pertenecientes al plan ADOP. En el caso del ciclo de Río (de 2012 a 2016) los ingresos obtenidos a través del plan ADOP aumentaron bastante llegando a los 20,9 millones de euros, mientras que el resto de financiación descendió a 3,4 millones.

El atleta paralímpico, David Casinos, confirma que se ha producido un detrimento en las ayudas que reciben: "Estos últimos cuatro años han sido una etapa un poco dura debido al retroceso en las becas, yo creo que en parte es porque cada vez hay más deportistas paralímpicos". El ganador de cuatro medallas de oro consecutivas en los Juegos Paralímpicos de Sídney, de Atenas, de Pekín y de Londres en lanzamiento de peso y de disco reconoce que, pese a todo, las aportaciones que realizan las empresas son notables y que gracias a ellas él ha podido cumplir muchos sueños. "Con el plan ADOP yo he vivido un cambio generacional. Antes no podía vivir de esto y ahora sí", declara Casinos, que muestra su orgullo por lo que el deporte paralímpico ha logrado.

La colaboración entre el Comité Paralímpico y las empresas se hace realidad, en parte, gracias a la sensibilidad que el deporte adaptado despierta, y eso se ve reflejado en el patrocinio y las subvenciones. "Lo que hacemos es enviar a los directivos de estas empresas a los Juegos Paralímpicos y eso es una inversión muy rentable porque pueden ver el deporte adaptado en primera persona", sostiene Leardy. "Realmente compensa cuando conseguimos que tanto los patrocinadores como las instituciones se vuelvan seguidores del deporte adaptado".

Una de las empresas pioneras en patrocinar al Equipo Paralímpico Español fue Telefónica. La multinacional española colabora con el Comité Paralímpico desde sus inicios en septiembre de 1995 y ha mantenido su estrecha relación a lo largo de los años hasta la actualidad. "La compañía, como marca, está totalmente en línea con los valores deportivos de liderazgo y de trabajo en equipo, entre otros. En el caso de los deportistas paralímpicos, los valores de superación, esfuerzo, trabajo y retos se intensifican más si cabe y Telefónica está orgullosa de poder apoyar el deporte adaptado", aseguran desde la compañía.

Apuesta por la inserción

Cada vez son más las empresas que ofrecen programas para que deportistas con discapacidad tengan la oportunidad de trabajar con ellas. "Te ofrecen la posibilidad de una formación, y eso es igual de importante que una beca porque en nuestro caso la vida deportiva no es para siempre", señala David Casinos.

En Ilunion, un grupo de empresas de la ONCE y su Fundación, cuentan con un modelo de creación y de fomento de empleo de calidad para personas con discapacidad, las cuales conforman el 35% de sus empleados.

Otras empresas muestran su apoyo en forma de proyectos y programas que dan visibilidad a los deportistas paralímpicos. Es el caso de #SeSalen, de Liberty Seguros, una iniciativa que pretende potenciar las figuras de los deportistas paralímpicos españoles David Casinos, Daniel Caverzaschi, Ricardo Ten, Sandra Peña, Alfonso Cabello y Loida Zabala a través de un club de fans.

Trainers Paralímpicos, por su parte, es una propuesta del Programa ADOP Empleo-Proad de la Fundación ONCE, el Comité Paralímpico Español y el Consejo Superior de Deportes, para que los deportistas comuniquen las claves de su éxito y los valores del deporte a través de jornadas, conferencias y actividades deportivas. "Este programa básicamente hace que podamos contar nuestra experiencia", concluye David Casinos.

Los recortes del Comité Organizador

Los Juegos Paralímpicos de Rio 2016 se celebrarán en un contexto con numerosos problemas de financiación del Comité Organizador. Debido a los recortes de presupuesto, se ha trasladado la sede de competición de esgrima en silla de ruedas , varias instalaciones han sido desmanteladas, se ha reducido el personal, se han cerrado algunos centros de prensa y se han producido cambios en el servicio de transporte para los deportistas. La baja venta de entradas también ha contribuido a esta delicada situación económica.

Entidad adherida a: