Reina de las nieves y de la superación

Mari Luz del Río está nominada a la mejor deportista isleña por sus logros en esquí y pádel adaptado. "No hablo de incapacidad, prefiero centrarme en mis capacidades", declara.

Año 2011. La isleña Mari Luz del Río va de quirófano en quirófano buscando algún tipo de solución a sus problemas en la rodilla derecha. No lo consigue. La operación de menisco a la que se somete para seguir disfrutando de su pasión por el baloncesto se le complica. Una infección la deja en coma durante dos semanas. Cuando despierta, su vida ha cambiado por completo. Los médicos se han visto obligados a amputarle la pierna.

Cualquier otra persona se hubiera sumido en una depresión absoluta. Sin embargo, Mari Luzse negó a tirar la toalla. Una competición de deporte adaptado que vio por televisión le animó a recuperar la sonrisa. A los cinco días de recibir el alta comenzó el curso de esquí adaptado. El resto es historia para ella.

"Yo no había esquiado en mi vida. Vivía en Madrid y me lo propusieron allí y la verdad es que no tardé mucho en engancharme", declara Mari Luz con su eterna sonrisa. Y tanto se enganchó que al año siguiente ya estaba compitiendo y, en los siguientes 2013, 2014 y 2016 logró hacerse con el Campeonato de España de Esquí Alpino y Slalom Adaptado, además de adjudicarse este último año la Copa de España, que premia la regularidad de los esquiadores durante la temporada. Apunta, con amargura, que se perdió el de 2015 por fracturarse la nariz "en el entrenamiento previo" a la competición.

Su cuartel general, como no podía ser de otro modo por las condiciones meteorológicas, está en Sierra Nevada. Allí, curiosamente, comparte estancia con deportistas de alto nivel, tanto de su especialidad como de otras modalidades deportivas. Por ejemplo, muestra su alegría por la gran actuación que está llevando a cabo Mireia Belmonte en los Juegos Olímpicos de Río, aunque no le sorprende: "Es un espectáculo verla entrenar a diario", reconoce con admiración. La misma que le profesa a Mari Luz el motociclista Nico Terol, que quedó impactado en una charla con ella sobre su vida: "Me impactó bastante que alguien tan importante como él, al que estoy acostumbrado a ver por la tele, estuviese atendiendo con asombro a mis explicaciones", declara.

La isleña, además de ser actualmente la campeona de España de esquí alpino, también puede presumir de ocupar el número 1 del ranking nacional de pádel adaptado. "Desde hace cuatro años intenté ir más en serio con este deporte y, a escala nacional me está yendo muy bien porque he sido subcampeona en el último máster", explica.

Sin duda alguna, una mujer con recursos, con capacidad más que de sobra para vencer a los miedos, para triunfar ante las adversidades que la vida ha puesto en su camino. Gracias a una iniciativa junto a Luis Redondo y Raquel Domínguez, también deportistas adaptados, Mari Luz trata de llevar a los colegios este tipo de deportes. Pero, ni mucho menos les habla de incapacidades. Todo lo contrario. "Mi objetivo es concienciarles de que, aunque me falte una capacidad, soy y somos capaces de competir y nos supone el mismo esfuerzo y la misma constancia que a los deportistas que más estamos acostumbrados a ver".

Y es que Mari Luz piensa que el deporte paralímpico es el gran olvidado por todos: "Únicamente ahora se está hablando y conociendo algo a Teresa Perales, pero poca gente sabe que somos la tercera potencia en número de medallas en estos Juegos". Y es que, sin ir más lejos, la nadadora zaragozana, a la que Mari Luz pudo conocer en persona en una entrega de medallas, es la española con más preseas olímpicas de la historia con un total de 22.

Al ser cuestionada por el premio isleño al que ha sido nominada Mari Luz rehuye que la cataloguen con la condición de favorita. "Paz Bey es la campeona del mundo del K4 y Rocío Gutiérrez, como ya sabemos todos, nos está representando en Río", argumenta. Lo que no puede ocultar es la ilusión por disputar unos Juegos Olímpicos de Invierno: "Los de Sochi se quedaron muy cerca, pero no pude ir por motivos puramente económicos", señala. "El esquí es un deporte muy caro -continúa- y necesitamos bastante respaldo para competir internacionalmente, aunque una siempre se tiene la ilusión de competir en unos Juegos".

Entidad adherida a: